Restaurantes recomendados

Mi minimalismo personal

No es que me esté volviendo minimalista del todo, pero si aplicando tips estoy ahorrando tiempo en ordenar, limpiar. Estoy despejando mi casa y mi mente. Te cuento...

Minimalismo y wallapop, menudos descubrimientos hice!!!

Todo comenzó con el síndrome del nido, ese síndrome que sufrimos las embarazadas donde se nos da por limpiar, ordenar, sacar todo, tirar, hacer espacio y despejar zonas.

Pues eso se me extendió hasta ahora, casi 5 meses después de dar a luz.

Yo no tenía ni idea de minimalismo, pero si que descubrí que en el 2013 escribí un post mas o menos relacionado con ello, sobre el consumismo. Leer post el consumismo consume.

Hace unos meses fuimos a Mallorca a pasar un fin de semana como regalo del día del padre, y llegó el momento maldito de "hacer la maleta" odio hacer maletas, no se que llevarme, pongo de todo que luego no uso, intento llevar outfits (mudas) armados y luego meto un montón de "por si acasos", vamos que al final llevo mil cosas innecesarias.

Por un fin de semana hice un maletón increíble, y luego llegó mi chico y en dos minutos hizo su maleta tan pancho y se quedó tan ancho, yo había gastado mucho más tiempo y calentamiento de cabeza que él, que injusto.

Él siempre hizo las maletas igual de rápido y sin problemas, pero nunca lo había tenido en cuenta, y esta vez como mi tiempo valía oro con una bebé de apenas 3 meses me quedé con ese dato, con la velocidad y facilidad con la que hacía la maleta.

Pero claro, ya era minimalista con la ropa de calle, tiene:


-2 camisas tejanas
-2 camisas a cuadros
-2 tejanos (jeans)

-Y algunas zapatillas

(No aplica nada a ropa de deporte, eso es un mundo aparte jeje)

¿Cómo podía ser que hiciera la maleta tan rápido y yo me liara tanto?

 ¿Porque yo me partía la cabeza mirando que ponerme, y encima teniendo un vestidor que se cae de toda la ropa que tengo, y sentía que no tenía que llevar y que ponerme?

Analizando descubrí que él tenía la ropa justa y yo tenía tanta ropa que me asfixiaba, que me "hacía ruido", que ocupaba espacio y hasta me anulaba...
Ropa de otras temporadas que hacía mucho que no me ponía y probablemente jamás me volvería a poner.
Vamos evolucionando y (sobre todos las mujeres) vamos cambiando de estilos.

¿Para que quería tantos vestiditos ceñidos discotequeros si no voy a una discoteca ni aunque me regalen la entrada?

Que alguien me explique para que tenía tantos tacones gastados, botas eternas, chaquetas en perfecto estado pero puestas una sola vez ocupando sitio gratuitamente. ¡Menudo despropósito!

-Tenía 4 zapatillas de estar por casa (pantuflas) cuatro, sí cuatro!!

-Tenía 5 chaquetas tejanas, todas casi casi iguales. 

-Pijamas, no quiero ni nombrar la cantidad que tenía.

-Zapatillas tenía:
  1 de tenis (no juego al tenis)
  1 de padel (hace mil años que no juego al padel)
  1 de senderismo
  1 para running
  2 para el gimnasio
  3 Munich casi iguales las 3
  2 Bikkembergs, gastadísimas
  1 Adidas de calle
  1 Reebok de calle
Y unos cuantos etc, que me da hasta apuro seguir contando...

-Sandalias planas de verano, también prefiero no enumerar, no es que tenía una de cada color, tenía varias de cada color, porque cada temporada me compraba nuevas y no era capaz de deshacerme de las otras de la otra temporada.

-Bolsos (carteras, incluidas mochilas y tipo de mimbre, cestas, etc.) madre mía, muchos tenía, pero muchos, y todos de marca, bueno... ningún Louis Vuitton. ni nada de lujo, pero si DKNY, G-Star, Armani, Dolce Gabanna, Bimba y Lola, Michael Kors, Adidas, Nike, Benetton, Zara, Mango, etc, etc y un tristísimo etc.

No quiero entrar en detalles, pero así con bikinis, ropa interior, camisetas, camisas, jersey, bufandas, accesorios, cinturones, pantalones, faldas, vestidos, etc.

En el mismo Mallorca en momentitos de relax en el hotel me puse a leer sobre como quitarme de encima toda esa ropa que no me hacía ningún servicio, y al contrario hasta negativizaba mi vida, porque llamadme dramática, pero sentía hasta que me estancaba en muchos sentidos.

Miré y me enteré sobre como funcionaban Chicfy, Percentil, Micolet, etc. La única que probé y no la recomiendo es Chicfy, yo solo quería vender, no quería estar respondiendo cual red social para que el algoritmo me ame y me publique en el escaparate (sección donde publican tu ropa y se vende), además las comisiones eran altísimas, y encima había que sacar fotos bonitas, en fin, que me cerraron la cuenta, imaginen!!!

Y así fue como llegué a Wallapop, mundo que requiere un post especial.

Llegamos de las mini vacaciones y saqué todo, todo, todo.
Fuí por sectores del vestidor. Entre teta y pañales fuí quitando y haciendo montones:

-Montón 1: Conservar. Uso a diario o muy frecuentemente.

-Montón 2: Tirar. Descosido, con bolas, roto, viejo o feo.

-Montón 3: Dar. Ropa que no está para tirar pero tampoco para vender.

-Montón 4: Vender. Ropa que no me pongo pero que es de marca, está en perfectísimo estado, como mucho usado solo una vez. 

Determiné que todo eso tenía que salir del vestidor y de mi casa, así que fue a parar al trastero (que a Dios gracias lo tengo fuera de la casa, en el patio). 

Saqué 6 o 7 bolsas grandes con ropa para dar, y las llevé enseguida a la Cruz Roja, no quería ponerlas en los contenedores de la humana porque la venden y no hacen beneficencia con ella.

A las bolsas de tirar si que las llevé al contendedor verde de Humana... a esa sí, si había algo rescatable que lo rescaten y lo demás espero que lo hayan tirado para reciclar en todo caso.

Lo de vender, lo llevé al trastero sin saber muy bién como me lo quitaría de encima, algunas cosas como estaba insegura de querer deshacerme de ellas las dejé ahí para ver si las echaba de menos, y no fue el caso todavía. En otro post contaré como organicé este tema, ahora no es el caso.

Y solo me quedó en el vestidor ropa funcional, ropa "ponible", que uso habitualmente, y todavía todo se veía llenito, bfff. Pero hice un buen descargo.

Al hacer esto, que me llevo unos días... me dió una sensación tan linda de libración que empecé a ver cosas que me sobraban por todo lados. 

Fuí por sectores de la casa, limpiando...

El baño: tenía varias cremas empezadas, champús, y jabones. Maquillaje no tenía mucho, pero aún así cosas caducadas. Muestras de todo jamás usadas.

Luego empecé a ver vídeos sobre orden y organización, miré videos en YouTube sobre el método del libro La Magia del Orden.
Leí blog, escuché Podcast (amo los podcast) sobre estos temas y en ellos siempre salía el minimalismo.

Todo me llevaba a mirar alrededor y a pensar la de cosas que estorban y que llevan su tiempo de mantenimiento.

Arrasé con todo, tiré muchas cosas, y con cada cosa inservible que tiraba tomaba conciencia del dinero que había gastado en adquirir ese objeto sin ningún sentido.

Ahora es que no tengo ni que ordenar. 

La habitación de Alex por ejemplo, con solo tender la cama ya está perfectamente ordenada.

Nuestra habitación tiene el vestidor a la vista y menudo cambio!!!
Quitar toda esa ropa hizo que no tenga que pensar que me pongo, porque solo tengo la ropa que me gusta, que uso y que me queda bien.

En el baño, solo quedaron las cosas justas, gasté las cremas y champús empezados, tiré cosas caducadas y todo tiene otra estética.
Ordené los cajones por temáticas en cajitas, todo tiene su sitio, esta ordenado, fácil de encontrar, como más simple.

En la cocina, no tenía mucha cosa, pero si tiré tapas de tuppers sueltas, y recipientes machados o viejos. Tiré bolsas de harinas, pasta, sopas a  medias, eso que las pruebas y no te convencen y las acumulas.

La estantería del comedor es un caso aparte porque no está como me gustaría pero poco a poco va descargandosé.

Una vez despejado todo, mi vida cambió, y parece una boludez, pero no tengo que ordenar, simplemente dejando cada uno las cosas en su sitio ya está. Tengo tiempo para hacer mi curso online, para mi proyecto personal (ya les contaré) y sobre todo y ante todo para mis hijos.

Lo mejor de todo ha sido que se me han quitado aún más las ganas de comprar ropa u objetos. Al contrario, me estoy sacando un sobre sueldo con las cositas que vendo en wallapop, y sí es un curro responder mensajes y quedar con la gente o hacer envíos (amo hacer envíos) pero para mí vale mucho la pena.

Asi que esa es mi recomendación:

Despeja tu casa y despeja tu mente.


Y por último, les dejo una foto de como quedó mi colección de sandalias para este verano, y eso que unas son chanclas de playa/piscina.


ser minimalista
Colección de sandalias minimalista
Este vídeo me parece interesante sobre el tema:



Espero que puedas también hacer un cambio positivo en tu casa y en tu vida. Cualquier cosa en la que te pueda ayudar me dices...

Besos y abrazos.

Marianela.



Como destetar con Dostinex

Como destectar con Dostinex, pues no lo sé. Solo te contaré mi experiencia, lo demás debes consultarlo con tu médico.

Mi tratamiento con Dostinex recetado por mi médico será de dos días, 1/2 pastillita cada 12 horas... veremos que pasa.

dostinex opiniones
Dostinex

Día 1 de Dostinex

Después del desayuno tetal, cuando me dejó mi bebé los dos pechos bien vacíos, me tomé media pastilla, eran las 10 de la mañana, no volví a darle el pecho durante el día a pesar de haber ido derramando leche y haber sentido los pechos un poco llenos (el izquierdo más que el derecho) por la noche, a las 22 hs  tomé la segunda media pastilla.

No volví a darle el pecho, para no estimular y que no se fabrique mas leche.

Día 2 de Dostinex

Por la mañana  me he levantado con los pechos cargaditos, no como me levantaba habitualmente, cabe la aclaración que mi bebé no toma leche (ni teta ni artificial) en toda noche, si... es de esos bebés de leyendas urbanas que duerme toda la noche, no me tocó la lotería pero me ha tocado ese premio tan maravilloso.
Por esto último cada día me levantaba muy cargada de leche, y hoy ha sido igual pero no tanto, la cosa ha disminuido.

A las 10 de la mañana de hoy he vuelto a tomar una media pastilla, y me asusta se me vaya acumulando la leche y se me forme alguna mastitis... pero la cosa está controlada de momento.

Me he puesto a buscar en internet y he leído historias de todo tipo, muchas dramáticas de tetas muy duras de leche acumulada y muy doloridas. Y otras no. Ya sabemos que en la red hay de todo.

Leí recomendaciones de vendar los pechos o usar un sujetador que ajuste un poco, así que me supe un sujetador deportivo apretadito y no, no vi que me haría bien me daba la sensación de que se me ponían los pechos duros y cargaditos de leche... asi que opté por dejarme libre la zona y derramar leche, creo que es mejor que salga lo que tenga que salir a que se acumule y haga daño, creo que esa ha sido la clave.

Tomé un ibuprofeno para prevenir posibles inflamaciones.

A las 22 hs vuelvo a tomar la última media pastilla.

Día 3 de Dostinex

Con el tratamiento acabado tenía ganas de ver resultados inmediatos, pero no... aún las tetis están apenas cargadas y durante el día hice lo mismo que el día 1 y el día 2, dejé que fuera saliendo la leche que tuviera que salir sin sacarme con sacaleches, ni manualmente, solo hice apenas un masajito en zonas mas duritas para ablandar la cosa y ayudar a salir esos últimas gotas de leche.

Por cierto, no he querido hacer deporte estos días ya que siento que se me cargan mas los pechos de leche con la actividad física, aunque quizá sea solo sensación mía preferí evitarlo.


Adaptación tetal antes de Dostinex

Tengo que contarles que antes destetar hice una adaptación progresiva.

A partir del 3º mes la producción de leche disminuyó, y lo típico... la bebé parecía que se quedaba con hambre, entrando al 4º mes pasamos unos días de llanto y de crisis, supongo que fue la famosa crisis de los 3 mese arrastrada, pero un día agotada me fuí a la farmacia, compre un hermoso tarro de leche artificial y en un ataque de llanto de mi bebé probé calmarla con leche de fórmula y adivinen... Santo remedio.

A partir de ahí fuí viendo como la poderosa leche la saciaba más que la teta, es más con el pecho se enfadaba, pedía más a menudo porque no hacía tomas enteras, se ponía muy nerviosa y tenía ataques de llanto.

Estuve más de un mes con lactancia mixta. Leer el post Lactar o no lactar esa es la cuestión 

Le daba el pecho por la mañana ya que amanecida con mucha leche después de no haberle dado durante toda la noche, luego un poquito por la tarde (pero poco porque no quería) y a la noche para para dormirla.
Tengo que admitir que los bebés no son tontos, que al ver que tienen "leche fácil" sin esfuerzo del biberón pues ya no quieren hacer esfuerzo como lo tienen que hacer con la teta. 
Aunque esto último no tiene base científica jajaj es una percepción mía, está el caso contrario que le bebé rechaza la silicona de la tetina y quiere el pezón de su madre. No fue mi caso.

Entonces, estuve un mes y pico viendo que mi bebé no rechazaba el biberón, que la leche cada vez le caía mejor ya que estuvo una semanita de adaptación que le costaba hacer caca (hasta que me enseñaron unos masajes que fueron un santo remedio) y como con cólicos, supongo que tenía que acostumbrarse a otro tipo de digestión. Eso implicó mucho llanto, pero llanto-llanto de quedarse afónica, sobre todo desde las 18:30 o 19 hs hasta la hora de dormirse, tipo 21:15 o 21:30 hs.

Madre mía, menuda semanita pasamos, pero la superamos.

Iba viendo que cada vez tenía menos leche, ella succionaba menos, había bajado la producción. 

En ese mes fuí viendo cambios en ella como:

- Estaba mas estabilizada en rutinas.

- Aguantaba mas entre toma y toma de biberón.

- Dormía más siestas durante el día.

- Se quedaba más rato en su sillita.

- No lloraba tanto.

Y cambios en mí:

- Sentía liberación, y no quiero hablar de temas superfluos como el de ponerme sujetadores normales, y no chorrear leche por las noches.

- Podía hacer pequeñas saliditas sola, a comprar al supermercado, a caminar por la montaña o a cenar con mis amigas, sin tener que pensar en que si tenía leche mía congelada, o si se quedaría con hambre.

- No era imprescindible yo, hasta mi hijo mayor podría preparle un biberón que aprendió rápido y dárselo.



Espero que te haya ayudado mi experiencia, creo que la clave del éxito es dejar salir la leche que quiera salir sola, y haberlo hecho en un momento de ya haber bajado la producción normal, es decir, una vez que sabes que el bebé toma los biberones bien, y que al ir dandolé mas bibis tu producción de leche ya ha disminuido.

Cualquier cosa ya sabes, puedes consultarme a ver si puedo ayudarte, pero ante todo ves al médico y no sufras!!

P/D: defensoras de la lactancia materna: Besis!!

Lactar o no lactar esa es la cuestión

Lactar o no lactar...  pues no lo sé, solo voy a contar mi experiencia.

A los casi 5 meses de mi bebé he decidido cortar la teta, ahora bien dramáticas defensoras de la teta, matarme si queréis y arrastrar mi cadáver por las calles.

Cada una tiene una experiencia diferente con la lactancia, yo con mi primer hijo sufrí, y sufrí mucho, primero los grandes dolores (peores sin dudas que las contracciones al parir) y luego las mastitis, también por si no fuera poco, sufrí por tener que tomar la decisión de abandonar la lactancia en tan poco tiempo, tirar la toalla a los 2 meses de mi bebé fue traumático.

En aquel momento pensaba "pero he fracasado solo con esto que es el principio, ¿que me vendrá luego? ¿como voy a poder afrontar otras cosas? si esto es solo el comienzo".

Creo lo peor de verme como una lactante fracasada, fue no tener con quien compartirlo, en aquellos años internet apenas existía o yo apenas lo utilizaba. Tenía información: cero, y amigas mamis a 10.000 km (y pocas) y amigas cercanas pero no-madres.
También tengo que aclarar que gracias a Dios no caí en depresión, la depresión post parto hubiese ganado terreno muy fácil, más habiendo vivido todo aquel infierno tetal.

Segundo intento de lactancia


Después de 10 años, vuelvo a ser madre. Tuve un embarazo muy activo (Ver post sobre embarazo) y un parto ideal (ver post sobre el parto) y quise quitarme aquella espinita de no haber podido lactar tal y como esperaba, así que ahora tenía esta segunda oportunidad y no iba a desaprovecharla.
Las mujeres por ser mujeres tenemos grandes, "maravillosas" y exclusivas experiencias por vivir: 

-La menstruación (muchas veces dolorosa).
-El embarazo (aveces con malestares los primeros meses y con molestias al final).
-El parto (sin comentarios...)
-La lactancia (dolorosa según cada experiencia).

Todas esas putadas situaciones algunas las viven súper felices, otras las sufren más. Nadie es mejor ni peor por elegir vivirlas de alguna manera que evite el sufrimiento.

Volviendo a la teta... cuando mi amiga Isa que tuvo a su bebé dos meses antes que yo me contó que optaría por la lactancia materna y la apoyé, exactamente igual que la hubiese apoyado con la decisión de lactancia artificial, si hubiese sido el caso, pero mi consejo fue: 

"No sufras, inténtalo pero por favor, no sufras..."

Era el mismo consejo que me apliqué a mi, tenía claro que lo intentaría pero no estaba dispuesta a sufrir.
Esta vez iba con más cautela, la subida de la leche me asusté y tuve miedo, con lo que mi marido salió corriendo un domingo buscando una farmacia de guardia para comprar un sacaleches.
Me había leído el libro de Carlos Gonzalez "Un regalo para toda la vida" de pe a pa. Me había mirado todos los vídeos de YouTube sobre posición correcta de los labios del bebé en el pezón, entre otros miles. 
Harté a mis amigas que sabía que habían dado pecho con preguntas lógicas pero cargadas "necesito apoyo" por cierto: gracias Nuria, Desi, Gaby, Laurita, Flor, Sisi, Laura FerGar y mención especial a Claudia, mi amiga de Argentina que es pediatra, madre mía la tenemos frita en el grupo de whatsapp, jeje.

Mis horas con pezones al sol por el filito de sol que entraba por la ventana, y los minutos invertidos en colocar la crema Purelan con mucho mimo, hicieron que sacara adelante mi lactancia con éxito, peeeeeero si bien es maravilloso amamantar, y conectar con tu bebé tampoco lo viví tan así.

El no ser madre primeriza te hace vivir todo de otra manera. Las veces que me sentaba a lactar lejos de estar contemplando a mi bebé al succionar sentía que paralizaba mi tiempo, daba la teta pensando en que tengo cosas todavía por recoger, en que en 15 minutos sale mi hijo mayor del cole, luego merienda, deberes, y la extraescolar de turno, salir en pleno invierno y hacer mil viajes casa-cole, casa-ingles llevarlo, casa-inglés recogerlo, eso mismo aplicado a fútbol y a catequesis, sumado a los deberes demandantes, intentar que no se ponga celoso (que no se puso) que se sienta igual de atendido y estimulado, también a hacer la compra, recoger la casa, y todo lo que ya sabemos que tenemos y debemos hacer las que no tenemos canguro (niñera) ni padres ni suegros cerca, sumemos ese plus.

Todo ese movimiento no me permitía desconectar de todo, incluyendo a mi hijo más grande, a mi marido, y a la casa. No podía desconectar con todo ello para ver como mi bebé succiona poco a poco porque en realidad quería "tetear" para dormir. 
Admiro profundamente a las que lo logran.

Alivios y consejos


Que alivio mas grande tener a una asesora de lactancia personal. Y sí, es una bendición que una amiga que tiene más experiencia que tu en temas tetales se quede embarazada justo con un mes de diferencia. 
Nuria, a ella la rayé mucho con todo jajaja, temas de embarazo y sentimientos, de lactancia y cuidados de todos tipos, de bebé y sobre todo de nosotras. Por eso recomiendo que busquéis apoyo, pero no apoyos de madres que hayan sido madres hace tiempo (perdemos la memoria) ni mucho menos en mujeres que no quieren tener hijos o todavía no los tengan, hombres descartados jajaja pero es que quien no haya pasado cercanamente estos temas no sabe o no se acuerda.

Mi consejo es:

1º Haz lo que te diga tu instinto, me gustaría decirte que "de amantar nunca te vas a arrepentir, en cambio de no haberlo hecho quizá si" pero no es el caso, quizás pierdas tiempo y ganas sufrimiento intentando lactar, con dolores tremendos. No vale la pena. Si tu bebé llora de hambre tienes que ser un placer para ti darle de comer (teta o biberón) pero no puedes (como yo con el primero) ponerme a llorar con él porque me tocaba sufrir. Eso no. No es viable e incluso no es responsable.

2º Si decides dar el pecho, aprovecha el embarazo para leer mucho de todo, el libro de Carlos Gonzalez esta bien, tiene un único fallo: lo ha escrito un hombre, que dice que no duele, que habla de sentimientos que él jamás ha tenido ni va a tener, con lo cual: ojo.

3º Si decides dar leche artificial, no dejes que nadie te "como la cabeza" ni se meta en tu decisión, eres la única y la principal afectada en esto. Es una decisión muy muy personal. Medítala y vívela de la mejor manera. No te juntes con personas defensoras del biberón ni defensoras de la lactancia materna, o al menos no toques el tema o de entrada puedes decir "No quiero hablar sobre este tema, gracias" y santas pascuas.

4º Hagas lo que hagas, intenta ser feliz, y sí, dije "intenta", porque nadie habla de los sentimientos ni de mil cosas que pasan cuando acabas de parir y no tienes porque ser feliz así de una... tienes que adaptarte a esta situación y eso puede llevarte algún tiempo. Debes respetarte. 

Espero haberte ayudado con mi experiencia.


Besos y abrazos

Marianela