Restaurantes recomendados

Crónica de mi parto

Tenía ganitas de sentarme a contarles mi parto, mi experiencia y opinión sobre el Hospital Cima Sanitas Barcelona ya una vez que he dado a luz.
Por proximidad del trabajo de mi marido y porque ya conocíamos un poco este hospital elegimos hacer el seguimiento del embarazo y parto allí.

A la hora de elegir ginecólogo/obstetra lo hicimos totalmente al azar, no teníamos ninguna recomendación, no había buscado nada en internet, ni preguntado a nadie conocido, no quería darle muchas vueltas ya que con Alex tanto que había elegido un obstetra recomendado luego resulta que lo más importante, la hora del parto, como se adelantó dos semanas mi Dr. no estaba y me atendió el equipo de guardia y santas pascuas... con lo cual en base a esa experiencia pensé cualquiera, total los partos (algunos) son tan impredecibles que nunca sabes como será y quien te atenderá.

La elegida fue la Dra. Elena Calvo Maroto, en cuanto entramos en la consulta sabía que no quería buscar a otra, Elena es un a chica joven, súper agradable, ideal, necesitaba alguien joven y con paciencia por si quería preguntar mil veces lo mismo o hacer preguntas muy tontas que el Dr/Dra no me mirara con cara de traste.

Fuimos haciendo cada consulta, analítica, ecografías que tocaban, etc sin demasiados sobre saltos, ya sabéis que tuve llevé un muy buen embara.Un dato importante, es que algunos resultados la Dra en los que no podíamos asistir a la consulta (nos pilló un resultado importante del triple screening) fuera de España de luna de miel, y la dra nos llamó para comentar esta prueba, había salido bien, pero siempre te quedas queriendo saber rápido que esta todo en orden, y alguna otra consultita más por teléfono también pudimos hacer sin problemas.  (en este post hablo del deporte que hice que la verdad no puedo estar mas agradecida a mi misma por ello).



Vamos al parto

Llegando a la semana 38, en una de las consultas me detectan que tengo la tensión alta, cada vez que iba me tomaban la tensión y el peso, y en una de esas va y me sale la tensión alta, me dió un poquito de rabia porque con lo bien que venía era como un palito en la rueda, encima sin síntoma alguno que hiciera que yo sola detectara que la tenía alta para poder controlarla de alguna manera, a esta altura del embarazo ya no salía ni a caminar, no tenía ganas, pero tomaba café y consumía sal (jamás mucha, o sea, lo normal) y me hubiese quitado cualquier cosa para controlar este temita, pero nada tenía que ver con la dieta o con dejar de consumir determinado alimento, era un tema de riñones, si de riñones, cuando yo jamás tuve nada con los riñones!!! Parece ser que es una afección "normal" mejor dicha "frecuente" en las embarazadas, pero bueno, yo no quería tener la tensión alta.
Fueron 3 días seguidos que fuimos al Hospital a tomarme la tensión y a que me pusieran las famosas "correas" que monitorizan la frecuencia cardíaca del bebé.

parto hospital cima barcelona opiniones
Monitorizando a Sol

De esos 3 días seguidos yendo a monitores y control de tensión íbamos un poco pensando que nos quedaríamos, aunque estaba tan bien que por otro lado pensábamos que no, que nacería en febrero, era un poco contradictoria la cosa jajaja

La tarde del miércoles 25 de enero estando en casa tranquila, y sintiéndome bien, normal...se me da por "chafardear" cuanto tenía de tensión (tenía el tensiometro de una amiga) estaba un poco obsesionada vamos a decir la verdad, no tenía muy claro cuando era alta o altísima, pero llamé a la Dra Elena para decirle cuanto tenía porque me asusté un poco, ahora no recuerdo cuanto tenía 150/10 o algo así, vamos que tampoco la tenía por las nubes... pero quería quedarme tranquila y la Dra también así que me dijo que vaya sin prisa pero sin pausa, justo estaba de guardia ella con lo que ni lo pensé y nos fuimos al hospital.

Otra vez como en la foto de arriba, las correas enganchadas a la barriga para ver el FC de Sol y en el brazo el tensiometro que se hinchaba cada 10 minutos mas o menos, en ese momento me sacaron sangre para ver el tema del riñón, y esperamos que salieran los resultados de la analítica.
Como los resultados no llegaban y yo y Sol estábamos bien la Dra nos dejo ir, eran como las 21:30 a todo esto, nosotros ni lerdos ni perezosos salimos del Hospital no para venir a casa, sino para ir a uno de nuestros restaurantes favoritos a cenar a Restaurante Barcelona-Milano un italiano con las mejores patatas bravas de Barcelona, pensamos, nuestra última cena allí antes de que naciera Sol porque ya nos habían dicho que de el fin de semana no pasaba sin dar a luz.
Cuando íbamos de camino, me llamó la Dra y me dijo que habían salido los resultados de la analítica que me acababan de hacer, que estaba perdiendo proteínas por el riñón que fuéramos al hospital que me podrían oxitocina para provocarme el parto, antes de preguntar si era grave pregunté si nos daba tiempo de ir a cenar antes jajajaja el hambre es lo que tiene... y nos dijo que mejor cenemos en el hospital.
Eso nos alertó un poco, pero en cuanto llegamos y vimos que entre que me pusieron la vía (preparación para lo del suero) me trajeron la cena y todo, pasaron dos horas, es más a marido le dió tiempo de salir a cenar, con lo cual tampoco fue todo de prisa corriendo, vamos... el parto era inminente pero no urgente.

A las 23 hs viene la comadrona, Julia, una chica que me dan ganas de abrazarla cuando pienso en lo bien que nos trató todo el tiempo (sobre todo cuando me ponían la epidural) y nos explica el proceso... que me ponían la oxitocina (por el suero digamos enganchado a la vía) me rompieron las aguas (romper bolsa) y que empezaría a tener contracciones cada vez más fuertes y más frecuente, cabe destacar que ya vine al hospital dilatada de 1 cm, con el cuello del útero borrado, o sea que ya estaba a punto caramelo, solo tenía que dilatar más para ponerme a empujar... no fue una inducción de esas largas ni mucho menos.

Pensamos que nos tiraríamos horas y horas esperando a llegar a los 10 cm de dilatación, pero nada mas lejos de la realidad... a los pocos minutos ya empezaba a sentir contracciones, cada vez dolían más, madre mía que feas son, que dolorazo, menos mal que aflojan y dan un respiro pero en media hora ya pedí al anestesista que no tardó nada en venir, creo que estaba allí mismo, con lo cual no llegué a estar ni hora entera con contracciones, la epidural enseguida hizo efecto... bueno, ahora me parece que fue rápido, pero en ese momento cada contracción me parecía eterna, menos mal tuve al lado mío todo el tiempo a mi amor que me daba la mano, me avisaba (porque veía en una pantalla) cuando venía una contracción y cuando se iba, como si yo no la sintiera jajaja, me hablaba de cosas lindas, y se portó como siempre, de 10, como no podía ser de otra manera claro!!

parto hospital cima barcelona opiniones

Estuve creo que otra hora esperando llegar a los 10 cm dilatación ya con la anestesia a tope, y al final de esa hora (1 hs oxitocina + 1 hs con la anestesia) ya estaba lista para empujar, solo faltaba que llegara mi Dra, que sí, había estado de guardia, se fue y volvió, me dio hasta apuro que viniera, estaba todo tan controlado, estaba tan bien atendida, tan feliz que era como que no quería molestarla jajaja no se como me entró esa sensación.

En cuando apareció Elena por la puerta ya tenía todo listo para esperar a Sol, estaba como que no me lo podía creer, pero a la vez me sentía tan bien, tan cómoda, tan no sé... como si cada día pasara por allí y me viera con aquel cuadro de piernas abiertas con el flaco agarrado de mi mano jajaja.
Empuje anestesiada, que no sabes muy bien si lo haces bien o mal, como que empujas sin referencias, es raro pero allá estaba dándolo todo, pensando que quería que saliera del tirón y no que quede como a medias y no vaya ser cosa que le falte oxigeno o sufra mas al quedar enganchada en el canal de parto o algo... y salió.
Nació Sol.
Nació mi hija.
Que fuerte es ese momento, eh? cuando la sacan y ves la carita que tanto imaginaste, solo quieres abrazarla y tenerla contigo y darle amor, conocerla, mirarla bien... es un momento muy intenso, totalmente incomparable a ninguna sensación, no se puede explicar. Siempre he pensado que como juegan tanto las hormonas en ese momento, es algo que los hombres (lamentablemente) no pueden sentir de la misma manera, suena egoísta o estúpido quizá, y no quiero ofender a nadie, pero es que es algo especial mama-bebé, aunque mi chico lo vivió muy intensamente también y nos emocionamos mucho los dos.
Cabe destacar, que este Hospital respetan mucho el contacto "piel con piel" mucho y bien, en cuanto salió la bebé me la pusieron encima, luego de un rato la pesaron pero enseguida volvió conmigo, y una vez hechas mis curas de las partes blandas (que felisisima por no tener episiotomia, ni hemorroides, ni nada típico de partos) nos dejaron a los 3 solos en la sala de parto un buen rato (no tenía noción del tiempo) a disfrutar de esos primeros momentos, y luego cuando nos llevaron a la habitación donde seguimos piel con piel hasta que amaneció, con lo cual eso taaaaaaaaan lindo y taaaaaaaan importante fue llevado a cabo a raja tabla.

Esa ha sido la crónica de mi parto, fue tan rápido todo, tan lindo, si bien no imaginaba que me lo tendrían que provocar, sentía que sería así de rápido como el de Alex que fue muy similar, además también nació en la semana 38, dos semanas antes.

En cuanto al personal sanitario, la comadrona un 10, la Dra Elena Calvo otro 10, el resto de auxiliares, enfermeros de planta, pediatra, etc etc geniales todos.
Las instalaciones muy bien, con lo cual recomendaría sin dudar este Hospital para dar a luz, aunque ya sabemos que luego cada cual tiene una experiencia particular en cada sitio, la nuestra sin duda fue muy buena y muy positiva.

Pues eso, sabía que iba a ser un post larguito, pero la siesta de Sol esta dando para extenderlo jajaja.
Besos a todos y gracias por estar de una u otra forma <3

Marianela 

parto hospital cima barcelona opiniones

parto hospital cima barcelona opiniones

parto hospital cima barcelona opiniones

Dejo para otro día la recuperación post parto, cual fue la clave de mi "éxito"
Les adelanto esta foto, a la izquierda una semana antes de dar a luz y a la derecha una semana después de dar a luz.

parto hospital cima barcelona opiniones