Restaurantes recomendados

Cincuenta sombras de Grey. Mis criticas


Comenzando por que lo mejor de la película fue el pedo que se ventiló el de butaca trasera nos entretuvo más que la película… comenzando por eso, ya vamos mal.

No soy una experta en cine, ni mucho menos, tampoco leí toda la saga de 50 sombras, a la página 100 del primer libro ya me parecía
toda demasiada ciencia fricción ficción, pero sin embargo confiaba en que la película aportaría algo más para entretenerme pero para mi desgracia no fue así.

Fue como ver un trailer largo, es más cuando el buenorro de Cristian le dice que va a enseñarle sus sombras es cuando termina la película.

Yo no entiendo de Sado pero me imagino lo que lo practican se deben estar partiendo de risa de la peli.

Escenas de sexo: vaya por Dios!!! Si es que inocentes de nosotras pensábamos que íbamos a ver algo impactante, (no me refiero a miembros) si no a escenas eróticas, pasión, algo… yo que sé, algo… pero no, no hubo ni sudor, ni orgasmos, es más el chico la somete a esas practicas raras con los tejanos puestos, no nos han dejado verle ni el culo casi.

Les aseguro que la sala estaba bastante llena y la decepción fue al unísono.

Los personajes:
 Ella, universitaria, virgen, inocente pero no tanto, vestida a lo mítica Betty la fea, que encima usa braga-faja, con un coche (al extremo opuesto de Grey) viejo, barato y algo feo, con un móvil antiguo pero eso si con un mac, porque todo hay que decirlo Apple se dejo la pasta en publicidad.

Él: joven, guapo, con helicóptero, una familia perfectita y un pasado oscuro, eso sí forrado/ostentoso que inicia a la inexperta Anastasia en el mundo sadomasoquismo con condiciones reflejadas en un contrato que ella nunca firmo, que no sabemos si va a firmar y que ya ni me interesa saberlo.
Que claro, si te imaginas al “Grecito” saliendo de la fábrica con su corsa queriendo hacerle todo eso a la pelirroja, ya no hay película, o sea que la autora está claro que busca el morbo de las mujeres en un personaje facilón y desde mi punto de vista poco currado.

La conclusión es que la campaña de marketing es brutal, el bombo que se le ha dado a esta película es increíble, y supongo que los libros deben tener otro rollito porque lo que único que saco de positivo es el haber tenido la excusa del cine para ver a mis amigas y haber comido un bocata de jamón ibérico con pan de chapata que estaba de muerte.






Pero bueno, como ya saben, esto es solo una sensación mía.


Marianela.