Restaurantes recomendados

El fútbol no es solo fútbol.

Hace días que se me atragantó este post, y tenía ya ganas de escupirlo.

Ayer en las noticias vi que le entregaron el premio a un niño de 5 años por mediar en una discusión entre un padre y un árbitro en un partido, ya había recibido otros premios.  ¡Que noticia más penosa! Si bién considero
que el premio al nene esta bien adjudicado, es una lástima que la situación haya sido esa.


Tenía en mi móvil la foto de este afiche que luce en el panel de anuncios del club al que va mi hijo, hice la foto porque quería analizar punto por punto y exponerlo, compartirlo con ustedes y ver que les parece.
Es una pequeña ampliación de cada ítem para hacer honor al título del post.

Está en catalán (como casi todo en mi pueblo adoptivo) pero abajo pongo la traducción.







 1 - Anímanos

2- Recuerda que el fútbol solo es un deporte.

3- Deja que el entrenador dé las ordenes, él es el que dirige el equipo.

4- Respeten las decisiones del árbitro.

5- Faltando el respeto al equipo contrario también  nos lo faltan a nosotros.

6- No nos den lecciones sobre los errores cometidos durante el partido.

7- Dejarnos disfrutar del partido.

8- Jugamos para divertirnos, dificilmente seremos futuros cracks del fútbol.

9- El fútbol nos gusta, no nos quiten las ganas de practicarlos.

10- Para un fútbol mejor practiquemos un juego limpio.

NO NOS AVERGÜENCEN Y DEJENOS DISFRUTAR JUGANDO AL FÚTBOL

(Sepan disculpar Catalanes de mi corazón la traducción de pacotilla)

Comencemos el destripe  mi reflexión al respecto:

1- Anímanos, con estímulos positivos, solo centrados en nosotros sin desprestigiar a nadie, ni al otro equipo, ni al árbitro.

2- Recuerda que el fútbol NO es solo un deporte, es mucho más que eso, con el deporte se crean hábitos, ayuda a superarse, a vencer la timidez por ejemplo, enseña a seguir reglas, a asumir roles, y un larguísimo etc. Por eso aquellos hábitos deben ser correctos, esas reglas a seguir deberán ser respetadas al máximo, no son más futuras reglas que insertarán en la sociedad a los niños, y esos roles de delantero, defensa, portero... son meras responsabilidades.

3- No simplemente el entrenador da ordenes y dirige el equipo, tiene en sus manos una mismísima tabula rasa, niños que marcará con sus palabras o sus acciones para siempre. El efecto pigmalión (autores que no recuerdo el nombre) está a la orden del día, en el momento que al niño se le dice "Tú no sirves en esta posición o a ti no te sale hacer esta jugada" ese niño se verá incapaz de realizar aquello que se le tachó de no-poder, no-alcanzar, no-valer.

4- Respetar las decisiones del árbitro. La función del árbitro les enseña a aceptar las reglas, no intervengamos en ese aprendizaje fomentando lo contrario, si nuestra actitud es de no respetar al arbitro no estaremos haciendo otra cosa más que alimentando la desobediencia.

5- Faltar el respeto, al otro equipo, al árbitro, a los otros padres, o a quien sea ya es un mal ejemplo. Pero es que faltar el respeto al otro equipo que son niños... que podrían ser nuestros hijos, ya es lo último.

6- No dar lecciones sobre los errores cometidos en el partido. Me voy a referir en este punto a la diferencia entre estimular negativa o positivamente a un niño. Y de esto hablo en un post (Haz clic aquí si quieres leer ese post) el ejemplo que ponía en aquel texto era:

Estímulo positivo: "Me pone muy feliz ver cuando ordenas tu habitación y cuidas tus objetos".
Estímulo negativo: "Ordena tu habitación, eres un guarro, tienes todo descuidado".

No recalquemos lo negativo de un niño en un partido, destaquemos lo positivo.

7- Dejemos que disfruten, y no nos volvamos pasionales con este deporte, que más allá de lo  tooooooooodo lo que pueda favorecer, no nos olvidemos del tema físico: la liberación de endorfinas que produce el hacer deporte. Esa sensación de bienestar no se la cortemos con comentarios dañinos.

8- ¿Futuros cracks? Si de verdad mandas a tu hijo al fútbol con ese pensamiento mal vamos... De todas las personas que practican deporte en general, no solo fútbol, son muy pero muy pocas las que logran llegar a la élite, como la misma palabra lo dice: "minoría selecta". No intentemos que nuestros hijos satisfagan nuestros deseos no alcanzados.

9- El fútbol les gusta, aunque haga frío para estar en las gradas, aunque nos "fastidie" los fines de semana, aunque pillen tos, mocos, y no demos abasto con jarabes, aunque no nos guste relacionarnos mucho con los otros padres, y aunque encima no nos dejen comer pipas en la grada. El fútbol les gusta... y menos mal que les gusta!!!

10- Practiquemos un juego limpio, y asegurémonos que no sea nuestro comportamiento el que impida la deportividad.

No nos avergüencen: no atenten contra nuestro autoestima, que el fútbol... no es solo fútbol.


Esto es solo una sensación mía, así lo veo yo.
¿Compartes mi punto de vista?
Para ti, ¿el fútbol es solo fútbol?

Espero que les haya gustado.

Besos, Marianela.