Restaurantes recomendados

10 cosas que los hombres no ven

(Jamás leas esto como un discurso sexista, y sobre todo tampoco sigas leyendo sino lo haces con humor)

1- Ellos jamás se darán cuenta que combinamos el bolso, las botas y el cinturón. (Esto será tenido en cuenta más por personas del género femenino).

2- Tampoco tendrán en cuenta que hicimos limpieza profunda en armarios, limpiamos cristales y aspiramos el coche. (Hacemos mucho trabajo que no se ve, esto no es nuevo).

3-No saben que nos demoramos más en la ducha porque en mientras nos ponemos la mascarilla limpiamos la bañera, quizás se creen que estamos de spa en nuestro propio baño.

4- No ven que la manicura francesa esta vez no salió perfecta. (Estas cosas solo nos interesan a nosotras).

5- Ellos no se percatan de tu visita a la peluquería, a no ser que hagas un cambio radical, cambies al otro extremo de color de pelo o salgas casi rapada.

6- Nunca reconocerán los poquísimos partes con la aseguradora de coche que tienes, solo verán lo mal que aparcas justo cuando van de copilotos.

7- El arroz te salió estupendo, pero cualquier comentario será comparativo a como lo hace su madre.

8- No ven (por suerte): las depilaciones imperfectas. (A no ser que sea muy metrosexual, se depile mejor que tú y tenga más cremas, si es tu caso ya puedes pegarte un tiro jajaja)

9- Que los día de la madre, o de tu cumple jamás querrás lavadoras, sartenes, o licuadoras. Queremos ropa, entradas al teatro y cenas románticas.

10- En el mismo tiempo que ellos se arreglan para salir, tu bañas y vistes al niño, ordenas la casa, te maquillas, te secas el pelo, cargas de todo en el bolso, y sales radiante o en su defecto como las locas, pero casi al mismo tiempo que él.

Pero tranquilas chicas que a la celulitis tampoco le dan taaaaaanta importancia, a las uñas partidas no las tienen en cuenta. Podemos colar zapatos nuevos como "son del año pasado", y aunque no seamos "Arguiñanas" en la cocina siempre tenemos otros recursos para conquistar.

Si al final no es lo que no ven, es lo que sienten, mejor dicho... lo que les hacemos sentir. 






Mujeres que dan fé, esto me decía una seguidora en Twitter: