Restaurantes recomendados

Maldito Cáncer

Maldito Cáncer
A ti me dirijo maleante peligroso, para que sientas lo despreciable que eres…
Ah! No, que no sientes… tu atropellas directamente.
Bastardo de malas intenciones.
Déspota, no tienes códigos, no respetas nada ni a nadie, no discriminas ni edad ni sexo.
Apareces y destruyes el organismo, la familia, la paz, la vida.
Canalla, ruin y miserable.
Solo un traicionero como vos puede atacar desde dentro.
Apareces, destruyes, e invades…

¡Maldito cáncer!
Nos arrebatas abuelos, padres, madres, niños, no te importa…
Que sepas que tienes la guerra declarada y aunque todos estemos expuestos a tu desleal y traicionero ataque, estamos atentos a tu aparición y lucharemos con uñas y dientes contra ti, porque no te mereces salirte con la tuya así como si nada.
Lucha, fuerza, esperanza… son tus peores enemigos, son tus rivales, y ellos son los que te ganan.
No eres tu precisamente quien pasa sin dejar huella, pero esas cicatrices que dejas nos muestran cuan fuertes son los sobrevivientes, los vencedores…

¡Maldito cáncer!
Todo evoluciona, todo llega, ahora con la prevención te detectamos muy pronto, y aunque seas sigiloso… te mantendremos a raya.
Pero algún día, llegaremos a tener tratamientos efectivos contra ti, tenlo por seguro.
Esperanza, allí no puedes llegar porque no tienes agallas, porque puedes debilitar cuerpos, pero no espíritus de lucha, ni sueños, ni ilusiones.

Maldito cáncer… sacas lo peor de mi.